Reporte Semanal: Economía

Cuatro estados de la Unión Americana reabrieron espacios públicos y reiniciaron algunas actividades económicas a pesar de la diferencia de opiniones sobre el tema. Aparentemente, y tal como se observó en China, el aumento de la demanda en los países afectados no será inmediato, aunque el levantamiento de restricciones sí lo sea. El consumo en bienes y servicios representa la mayor parte del PIB de las principales economías del mundo (alrededor de 70% en el caso de Estados Unidos) y éste tardará en reactivarse. Por ello, entre otros factores, consideramos que la recuperación global podría ser más pausada a pesar que ya se plantean algunas estrategias para reactivar la oferta.

En México, el banco central implementó medidas sin precedentes para fortalecer la posición del mercado financiero local. Además de reducir la tasa de interés de referencia en 50 puntos base (de 6.50% a 6.00%), Banxico anunció acciones para proveer liquidez al sistema bancario, facilitar el crédito para hogares y empresas, así como promover un funcionamiento ordenado de los mercados. La noticia fue positiva en un entorno donde el Gobierno Federal sigue sin anunciar medidas significativas que incentiven la inversión o eviten la pérdida de miles de empleos en el sector privado.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

La actividad en la Eurozona registró una caída histórica durante abril ante el confinamiento de millones de personas para evitar la propagación del COVID-19. Los índices de las encuestas PMI, principalmente los de servicios, registraron caídas en todos los países de la región. Destacó el deterioro en los índices de Alemania (de 31.7 a 15.9 puntos) y Francia (de 27.4 a 10.4 puntos), muy lejos de los 50 puntos donde inicia la zona de expansión.

La caída en la industria fue importante, si bien no tan severa como en el sector de servicios (PMI manufacturas: Alemania, de 45.4 a 34.4 puntos; Francia, de 43.2 a 31.5 puntos). Consideramos que Europa será la región económicamente más afectada durante la pandemia.

En Estados Unidos:

Los estados de Alaska, Oklahoma, Georgia y Carolina del Sur reabrieron espacios públicos y reiniciaron algunas actividades no esenciales. SI bien el levantamiento de restricciones fue en poco tiempo, una parte de la población no salió de sus hogares ante el temor de una segunda ola de contagios. Este factor, así como un elevado desempleo (que ya alcanzó a alrededor de 26 millones de norteamericanos) serán de los principales obstáculos para la reactivación el consumo, la variable de mayor peso en el PIB de Estados Unidos.

El viernes pasado, el presidente Donald Trump firmó un paquete de ayuda adicional para proveer de liquidez a las pequeñas empresas de Estados Unidos. El paquete, que asciende a US$484 mil millones de dólares, se suma a otras medidas extraordinarias que implementa el gobierno norteamericano junto con la Reserva Federal (FED) para evitar una recesión económica más fuerte.

En cuanto a indicadores económicos, la semana pasada se publicaron datos de manufacturas, servicios, sector residencial y empleo. Los resultados fueron mixtos, pero éstos apuntan hacia más caídas de la actividad.

Los nuevos pedidos de bienes durables retrocedieron (-)14.4% a tasa mensual en marzo. Excluyendo bienes de transporte, los pedidos cayeron (-)0.2% m/m. Por su parte, el índice de actividad nacional que elabora la FED de Chicago se ubicó en (-)4.6 puntos en marzo, el nivel más bajo del que se tenga registro para este indicador.

Las ventas de casas existentes de marzo se ubicaron 5.77 millones de unidades anualizadas, cifra que representa una caída de (-)8.5% a tasa mensual. Por su parte, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo aumentaron en 4.42 millones respecto a la semana previa, con lo cual se ubican en 26 millones de unidades desde que comenzó a frenarse la actividad en Estados Unidos.

Al igual que en Europa, los índices PMI de Estados Unidos correspondientes a manufacturas (de 48.5 a 36.9 puntos) y servicios (de 39.8 a 27.0 puntos) registraron caídas entre marzo y abril, destacando el bajo nivel del segundo índice.

En México:

Banxico redujo la tasa de interés de referencia fuera de calendario en respuesta a las dificultades que podría atravesar el mercado financiero local. En nuestro reporte «Decisión extraordinaria de Banxico (21 de abril 2020)» se detallan las medidas implementadas por el banco central. Resultó positivo que Banxico haya reaccionado de forma contundente ante la grave crisis que podría costar muchos empleos y la quiebra de varias empresas en el país.

En cuanto a datos económicos, la inflación al consumidor de la primera quincena de abril se ubicó en (-)0.72%, cifra menor a nuestro estimado (-0.10%). Los precios de energía registraron una caída mayor a la esperada. Por otra parte, el índice subyacente creció 0.20% respecto a la quincena anterior presionado por los precios de algunas mercancías que probablemente aumentaron por la contingencia. En línea con nuestras estimaciones, los precios de servicios cayeron en el periodo ante menores costos de transporte aéreo y paquetes turísticos.

El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) registró una variación de (-)0.6% a tasa anual en febrero. Anticipamos que este indicador, que todavía no incorpora los efectos derivados de la contingencia sanitaria, podría mostrar fuertes caídas en lo que resta del año. Los sectores más perjudicados serían el de minería y el de la construcción.

¿Qué esperar en los próximos días?

Esta semana destaca la publicación del PIB del primer trimestre de 2020 de Estados Unidos, México y la Eurozona.

El consenso anticipa una caída de (-)4.0% a tasa trimestral anualizada para el PIB norteamericano ante un importante deterioro en el consumo de bienes y servicios (-3.2% tta). Al igual que para la mayoría de los países, la caída más importante podría observarse en el PIB del segundo trimestre del año.

Se estima una variación de (-)3.3% a tasa anual en el PIB de la zona euro presionado por fuertes caídas en la actividad de todos los países, principalmente Italia y España.

En cuanto a México, anticipamos una contracción de (-)4.8% a tasa anual en el PIB del primer trimestre del año (-2.5% estimado por el consenso). Es probable observar una fuerte caída en la construcción y en la producción minera, así como en prácticamente todos los servicios de la economía con excepción de salud e información en medios masivos.

Un tema relevante que comienza a llamar la atención es el aumento en el gasto público que se registrará no sólo en Estados Unidos, pero también en otros países.

En México, el aumento del déficit respondería más a un mayor gasto público en los proyectos estandarte de la actual administración (entre ellos el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas en Tabasco), así como a un reforzamiento de los programas sociales que brindan apoyos directos a ciertos sectores de la población.

El Gobierno Federal continúa sin anunciar incentivos fiscales que fomenten la participación del sector privado en la economía del país o apoyen a las principales empresas a conservar el mayor número de empleos posibles durante esta crisis.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX