Reporte Semanal: Economía

El Fondo Monetario Internacional anticipa una contracción de (-)3.0% para la economía mundial. Los países de Europa, lo más golpeados por la pandemia, podrían registrar las recesiones más fuertes.

En Estados Unidos, los datos económicos que ya incorporan el impacto del coronavirus sorprendieron a la baja. Destacó la fuerte contracción de uno de los principales indicadores adelantados del consumo (variable que representa el 70% del PIB norteamericano). En el Beige Book de abril, la FED reportó un panorama peor al observado en marzo.

Fitch y Moody’s redujeron la calificación de la deuda soberana de México argumentando, entre otros factores, fuertes afectaciones del coronavirus sobre la actividad económica. Llamó la atención que Fitch anticipa una recuperación a partir de la segunda mitad de 2020 «que probablemente será contrarrestada por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente».

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja sus estimados de crecimiento para 2020. Destacó la caída estimada de (-)3.0% para el PIB mundial, la cifra más baja desde la Gran Depresión de 1929. China probablemente evitó una recesión (1.2% estimado FMI). No obstante, la mayoría de los países del mundo registrarán caídas no vistas en mucho tiempo. La expansión del coronavirus afectará principalmente a las economías avanzadas, con una caída esperada de (-)5.9% para Estados Unidos (-4.0% estimado INVEX), así como de (-)7.5% para la Eurozona ante una fuerte recesión en España e Italia.

El panorama para América Latina es negativo, ya que se esperan fuertes contracciones en las economías de Brasil y México. Para nuestro país, el FMI estima una caída de (-)6.6% a tasa anual en 2020 (-6.0% estimado INVEX en nuestro reporte mensual más reciente).

Los datos económicos oportunos sorprenden por el fuerte deterioro que muestran.

En Estados Unidos:

Las solicitudes iniciales del seguro de desempleo aumentaron 5.24 millones con respecto a la semana anterior. Con esta cifra, alrededor de 22 millones de personas en Estados Unidos han solicitado beneficios por desempleo durante el último mes.

Además de las solicitudes, otros indicadores económicos de Estados Unidos ya incorporan el impacto negativo del COVID-19. Las ventas al menudeo registraron una caída de (-)8.7% a tasa mensual en marzo. Si bien se observó un importante repunte en las ventas de alimentos y bebidas (alrededor de 26% m/m de acuerdo con el Census Bureau), las ventas de autos (-25.6% m/m) y otros bienes durables se desplomaron.

La industria también registró fuertes afectaciones. La producción industrial cayó (-)5.4% a tasa mensual en marzo (-4.0% consenso del mercado). La caída en la parte de manufacturas fue importante, principalmente bienes durables (-8.6% m/m). En cuanto a indicadores adelantados de abril, destacaron las caídas en los índices de las encuestas manufactureras de Nueva York y Philadelphia, mismos que se ubicaron en mínimos históricos (-78.2 y -56.6 puntos, respectivamente).

En más información de Estados Unidos, la Reserva Federal (FED) publicó una nueva edición del Beige Book, informe que recaba la percepción de los principales agentes económicos del país. De acuerdo con este reporte, hasta antes del 6 de abril la actividad cayó «de forma pronunciada y abrupta» como resultado de la epidemia de coronavirus. Los sectores manufacturero, de hospedaje, de esparcimiento, energía y comercio al por menor han sido los más afectados hasta ahora.

El índice de indicadores adelantados, mismo que permite anticipar la dirección del crecimiento del PIB, registró una fuerte caída de (-)6.7% a tasa mensual en marzo.

En México:

Después de bajar la calificación a México de BBB a BBB-, Fitch anticipa que la recuperación estimada para la segunda mitad de 2020 será contrarrestada por los mismos factores que han obstaculizado el desempeño económico reciente.

En particular, la calificadora destaca «un deterioro en el ambiente de negocios en ciertos sectores -a pesar de casos de cooperación con el sector privado en áreas como el desarrollo de infraestructura». De nuevo, insistimos que la recuperación podría ocurrir hasta 2021 si los sectores público y privado no acuerdan pronto una estrategia de escala mayor que permita superar la recesión. Al cierre del viernes, Moody’s también redujo la calificación de México de A3 a Baa1.

La semana pasada no se publicaron datos económicos para México.

¿Qué esperar en los próximos días?

Para esta semana continúa el flujo de datos en Estados Unidos que permitirá dimensionar si la recesión podría ser más o menos profunda de lo que se anticipa actualmente.

Se estiman importantes caídas en el PMI manufacturero (de 48.5 puntos en marzo a 38.5 puntos en abril) y el PMI de servicios (de 39.8 a 32.5 puntos para el mismo periodo). Si bien algunas actividades como la venta de alimentos y bebidas para llevar, la venta de equipo médico, servicios de tecnología y servicios de salud han mostrado un importante repunte, éste es insuficiente para contrarrestar la caída generada por la parálisis de otros sectores. Asimismo, es probable que la disrupción en la cadena de suministros imposibilite contar con insumos para cubrir toda la demanda de los productos más requeridos en esta pandemia.

Esta semana se esperan otras 5 millones de solicitudes del seguro de desempleo. Actualmente se registra una discusión entre el presidente de los Estados Unidos y los gobernadores estatales sobre cuándo comenzar a reactivar la actividad económica. Mantenemos la postura de que el panorama podría empeorar significativamente si las medidas de contingencia se liberan antes de tiempo.

En México se conocerá el dato de inflación de la primera quincena de abril. Anticipamos que el Índice Nacional de Precios al Consumidor registre una variación de (-)0.10% en el periodo ante una caída en los precios de algunos servicios. En particular, se ha detectado cómo aerolíneas y algunos establecimientos de hospedaje ofrecen fuertes descuentos para incentivar viajes cuando se relajen las medidas de distanciamiento social.

En un entorno de fuerte contracción económica, la inflación ha dejado de ser un tema de preocupación, por lo que esperamos la continuación del ciclo de política monetaria expansiva de Banco de México. A pesar de la marcada devaluación del tipo de cambio, nuestro estimado para la inflación al cierre de 2020 se ubica en 3.00% y no descartamos sorpresas a la baja.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX