Reporte Semanal: Economía

La economía de Estados Unidos muestra señales de una fuerte contracción. En tan sólo dos semanas, alrededor de 10 millones de personas solicitaron el seguro de desempleo. En México, el Presidente anunció un programa para reactivar la economía durante la pandemia que no incluye apoyos al sector privado. Nuestro estimado para el crecimiento del PIB en 2020 se mantiene en (-)6.0%, con riesgos a la baja.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

El Presidente López Obrador anunció ayer el Programa Emergente para el Bienestar y el Empleo que tiene como objeto contrarrestar el impacto negativo del coronavirus sobre la economía de México.

En el anuncio del Presidente destacaron: (i) el reforzamiento de los programas sociales que enarbola su Gobierno y que alcanzan ya a cerca de 22 millones mexicanos; (ii) la continuación de los proyectos de infraestructura prioritarios de su administración -el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles de Santa Lucía, el Tren Maya, así como el mejoramiento de las refinerías existentes y la construcción de Dos Bocas en Tabasco; (iii) ningún aumento en impuestos o deuda, ni creación de nuevos impuestos; (iv) endurecimiento de las políticas de austeridad en la estructura del gobierno y (v) la publicación, esta semana, del Plan de Infraestructura Energética por $339 mil millones de pesos prometido desde finales de febrero.

Considerando las acciones anunciadas por el Presidente López Obrador el día de ayer, nuestro estimado de crecimiento para el PIB de México en 2020 se mantiene en (-)6.0% a tasa anual, con riesgos a la baja.

En Estados Unidos:

La semana pasada se publicó un dato que sorprendió al alza. El ISM manufacturero, índice que recaba la percepción de los gerentes de compras del sector, se ubicó en 49.1 puntos en marzo, nivel mayor al esperado por el consenso (44.5 puntos). Si bien esta cifra es consistente con una caída en la actividad, al parecer los efectos del COVID-19 no han sido del todo visibles en la industria norteamericana. El ISM de servicios de marzo también sorprendió al alza (por ahora). Anticipamos que en el segundo trimestre sí se publicarán datos muy negativos para la producción industrial y los servicios debido a una caída tanto en la actividad interna como en la economía global.

El resto de la información fue negativa, destacando el reporte de empleo. Con información del Departamento del Trabajo, la nómina no agrícola se contrajo 701 mil plazas en marzo, caída considerablemente mayor a la de (-)100 mil empleos anticipada por el consenso. Lo preocupante de este dato consiste en que la cifra refleja información antes de la declaratoria de emergencia que paró la actividad en varias regiones del país. La tasa de desocupación se ubicó en 4.4%, su nivel más alto desde 2017. En promedio, se anticipa que la tasa de desempleo en Estados Unidos llegue a niveles cercanos a 20% en los próximos meses.

En cuanto a datos más oportunos, las solicitudes iniciales del seguro de desempleo registraron un aumento dos veces mayor al esperado por el mercado para ubicarse en 6.6 millones de unidades. En tan sólo dos semanas, alrededor de 10 millones de personas han solicitado beneficios por desempleo en Estados Unidos.

A diferencia de lo que esperamos para otras economías (incluyendo la de México), la recuperación en Estados Unidos podría ser muy rápida una vez que concluya la etapa más grave de la pandemia debido a los fuertes estímulos fiscales y monetarios que buscan evitar la quiebra de empresas y hogares.

Tal como lo dimos conocer en el reporte de mensual de perspectivas, anticipamos que la economía de Estados Unidos caerá (-)4.0% este año.

En México:

La confianza del consumidor registró una caída por segundo mes consecutivo, destacando el deterioro en el componente que mide la expectativa para la economía del país dentro de los siguientes doce meses. El panorama que enfrentan muchos hogares en México es negativo ante una probable caída importante en el empleo y un freno en el flujo de ingresos.

La semana pasada se publicaron las cifras de finanzas públicas correspondientes al periodo enero-febrero de 2020. La Secretaría de Hacienda reportó un superávit acumulado de $10.7 mil millones de pesos (mmp), contrario al déficit de (-)$76.2 mmp presupuestado en el paquete económico 2020. Si bien los ingresos se ubicaron por encima de lo esperado, destacó más un menor nivel de gasto.

La Secretaría de Hacienda dio a conocer los Precriterios Generales de Política Económica para 2021. Entre los cambios más relevantes destaca la reducción del estimado de crecimiento del PIB de México en 2020 de [1.5%, 2.5%] a un intervalo de [0.1%, (-)3.9%].

El estimado para el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación en 2020 se ajustó de $49 a $24 dólares por barril. La producción estimada de petróleo pasó de 1.951 millones de barriles diarios (mdb) a 1.850 mdb. En cuanto al tipo de cambio promedio de este año, el pronóstico se ajustó de $19.9 a $22.0 pesos por dólar.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos se publicarán las minutas de la reunión de política monetaria de la Reserva Federal; datos de inflación (misma que esperamos se contenga ante la expectativa de una fuerte caída de la actividad económica, la lectura preliminar del índice de confianza del consumidor de la U. de Michigan de abril (estimado en 77.5 puntos vs. 89.1 puntos en marzo) y las solicitudes iniciales del seguro de desempleo con un estimado de 5 millones de solicitudes entre el 28 de marzo y el 4 de abril.

En México conoceremos la inflación al consumidor de marzo (0.14% estimado INVEX). Anticipamos que la baja de alrededor de 20% en los precios promedio de la gasolina se vea contrarrestada por un repunte de 0.30% en la inflación subyacente. También se publicará la producción industrial de febrero (-2.5% a/a estimado INVEX sin reflejar el impacto negativo del COVID-19) y la inversión fija bruta de enero (-2.0% a/a estimado).

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX