Reporte Semanal: Economía

La OCDE fue el primer organismo internacional en reducir sus estimados de crecimiento ante la contingencia sanitaria actual.

En Estados Unidos, la sorpresiva baja en la tasa de la FED sugiere que el impacto del coronavirus sobre el crecimiento podría ser mayor al esperado. Hasta el momento, los indicadores económicos no reflejan los efectos asociados a la epidemia.

En México, persisten los riesgos a la baja por el deterioro en las perspectivas de crecimiento a nivel global.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX

La semana pasada:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) realizó un importante ajuste a la baja en el estimado de crecimiento de China en 2020 (de 5.7% a 4.9%). En consecuencia, el pronóstico de crecimiento mundial también se redujo (2.4% vs. 2.9% cifra anterior).

La OCDE considera que las afectaciones sobre el crecimiento podrían ocurrir en dos vertientes. En el primer caso, el cierre de fábricas y una restricción en los servicios (principalmente transporte de pasajeros) podrían afectar al crecimiento por el lado de la oferta. La pérdida de confianza y una menor propensión marginal a consumir afectarían por el lado de la demanda.

La OCDE es el primer organismo económico internacional que reduce sus pronósticos de crecimiento del PIB derivado de la expansión del coronavirus.

En Estados Unidos:

La FED redujo el objetivo de la tasa de interés de fondos federales en 50 puntos base para ubicarla en un intervalo de 1.00% – 1.25%. Si bien los mercados anticipaban una reducción en la tasa de referencia, el movimiento fue sorpresivo pues se pensó que la baja ocurriría hasta la reunión de mediados de este mes. Es probable que el deterioro en la actividad sea mayor al previsto inicialmente.

La FED publicó el Beige Book de febrero, reporte que resume la percepción sobre las condiciones económicas de los doce distritos de la Reserva Federal. En esta ocasión, se reportó que los viajes y el turismo se han visto afectados por el tema del coronavirus. Asimismo, se han detectado algunos retrasos en las cadenas de producción.

La información económica dada a conocer la semana pasada fue positiva. El gasto en construcción registró un aumento de 1.8% a tasa mensual en enero (contra 0.6% esperado por el mercado). Asimismo, el ISM manufacturero se mantuvo ligeramente por encima de los 50 puntos (zona consistente con una expansión en la actividad del sector). El ISM de servicios registró un sólido avance. El dato que más llamó la atención fue la nómina no agrícola de febrero. Excediendo las expectativas de los analistas, dicha nómina aumentó en 273 mil plazas con respecto a enero. Asimismo, la cifra de los dos meses anteriores se revisó al alza por un total de 85 mil empleos. La tasa de desocupación descendió nuevamente y se ubica en 3.5%, uno de los niveles más bajos de los que se tenga registro.

La información fue buena; no obstante, ésta no incorporó, en ningún indicador, los efectos asociados al cierre de plantas en China a raíz del brote de coronavirus ni la propagación de esta epidemia hacia otras regiones. Se verificarán indicadores adelantados de pedidos de manufacturas en marzo para determinar posibles afectaciones en la producción industrial de Estados Unidos. El turismo y los servicios de transportación aérea ya han sido afectados.

En México:

Sigue pendiente que el Gobierno Federal publique el plan de infraestructura energética de este sexenio. Además de los riesgos asociados a una menor demanda por manufacturas mexicanas ante posibles paros en la producción de nuestros principales socios comerciales, otro riesgo importante para el crecimiento de México es la falta de inversión. En 2019, el gasto en capital físico registró la peor caída a tasa anual (-4.9%) desde la recesión de 2009 (-11.7% anual).

En febrero, la confianza del consumidor retrocedió (-)0.2 puntos respecto a enero. Destacó la caída en el componente que evalúa la situación económica actual de los miembros del hogar con relación a la situación de hace doce meses.

¿Qué esperar en los próximos días?

En Estados Unidos, se anticipa una tasa de 0.0% MaM en el índice de precios al consumidor de febrero, con lo cual la inflación anual descendería de 2.5% a 2.2%. Anticipamos que la inflación se mantendrá contenida a pesar del reciente estímulo monetario de la FED ante continuas caídas en los precios de materias primeras y menores expectativas de crecimiento económico a raíz del coronavirus. Por otra parte, la publicación del índice de confianza del consumidor de marzo será muy importante ya que éste será de los primeros indicadores económicos oficiales en medir algún posible impacto de la epidemia en la percepción de la población.

En México se conocerán datos de inflación al consumidor de febrero (0.21% MaM; 3.48% AaA estimados INVEX); las ventas de la ANTAD del mes pasado (3.2% anual estimado INVEX) y la producción industrial de enero (-1.7% anual esperado). Este último indicador dará las primeras señales sobre al curso que tomó la economía a inicios de este año y, por supuesto, no incluirá el posible impacto del COVID-19 en la actividad industrial de México.

Declaraciones

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión ó estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido ó utilizado parcial ó totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado ó divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados ó las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Ricardo Aguilar Abe
Economista en Jefe | INVEX