¿Latinoamérica en duda?

Latinoamérica

Se rumora que el Banco de México puede aplicar hasta una baja de medio punto a la tasa de interés de referencia el día de hoy. Ello significaría reducirla de su nivel actual de 7.75 a 7.25 por ciento

Seguirá siendo una tasa elevada, debiera influir poco en la volatilidad el tipo de cambio. Vamos a ver si la Junta de Gobierno se decide a jugar de manera más agresiva, los movimientos el tipo de cambio de los días recientes parecerían no aportarle argumentos.

La Junta de Gobierno del Banco de México ya debe haber tomado su decisión para el momento en que escribo estas líneas. Los participantes en el mercado de dinero descuentan en su totalidad que habrá una baja como correspondencia a la reducción que hizo la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) de su tasa de fondos federales hace dos semanas. Una baja de 25 puntos base es un hecho, podríamos decirlo.

Pero también se ha difundido la percepción de que podría haber una reducción mayor. La razón es que los resultados de la inflación siguen apegados a su objetivo (3.0%) y que las expectativas se han moderado a la baja. En las encuestas más recientes, incluso la tasa de inflación estimada para el 2020 no supera 3.5 por ciento.

También es de destacar la notable reducción (hasta la semana pasada) en la volatilidad del tipo de cambio. La cotización se aproximó a 19 pesos en las últimas semanas y mostró estabilidad en niveles bajos. Esto algunos lo interpretan como una ventana de oportunidad para la junta para separarse de la línea establecida por la Fed y bajar las tasas de manera más veloz hacia donde el consenso de los agentes estima que deberían ubicarse las tasas, que es un nivel cercano a 6.5 por ciento.

Pero esta semana, las variables han tirado hacia otro lado. El tipo de cambio peso-dólar subió bruscamente entre el lunes y el día de ayer en cerca de 30 centavos (la cotización al cierre de la jornada del miércoles fue de 19.36 pesos por billete verde).

Asimismo, las tasas de interés de largo plazo se incrementaron a pesar de la baja relativa que se experimentó en sus contrapartes en Estados Unidos.

Por último, la Bolsa en México presentó un ajuste que no corresponde a lo experimentado en las bolsas, al menos en Estados Unidos, que se volvieron a mantener sobre sus máximos más recientes. El índice S&P/BMV IPC ha retrocedido en la semana 1.38 por ciento.

Al parecer hay una directriz negativa entre los inversionistas globales con respecto a los mercados en Latinoamérica en particular.

La Bolsa de Brasil ha bajado 1.46% en los mismos tres días, la de Chile desciende 4.5% nada más esta semana, la de Argentina casi 4 por ciento.

Lo mismo se ve en las monedas, el real brasileño presenta una devaluación de 4.5% desde el jueves pasado y el peso chileno entre el viernes y el cierre de ayer se había depreciado 6.34 por ciento.

En el mismo lapso, el peso de Colombia y el sol de Perú se devaluaron 2.68 y 1.42%, respectivamente.

¿Será que los eventos de corte político y social han inhibido a los inversionistas globales de buscar rendimientos en este segmento de los mercados emergentes? Si es así, la volatilidad podría extenderse y aquí hay un elemento que justificaría que la Junta de Gobierno continúe con pies de plomo en cuanto a reducir las tasas se refiere. Vamos a ver.

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Sobre-la-fortaleza-del-peso-20191030-0091.html

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco