Lo mejor para el inversionista

El Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decidió mantener las tasas de fondos federales sin cambios, pero cambió sustancialmente su postura con respecto a lo que hará en el futuro. La Fed sufre de presiones desde distintos lados para adoptar una postura más laxa. Su moderación, sin embargo, me parece la mejor noticia para los inversionistas.

Como usted ya sabe, el entorno pego un giro vertiginoso desde principios de año. La dinámica de crecimiento se ha ido extinguiendo poco a poco desde meses atrás.

La poca fluidez en la parte política y la postura beligerante de los Estados Unidos en el tema comercial han propiciado una trayectoria de descenso en las tasas de crecimiento de regiones como Europa, en donde no hay un factor compensatorio por parte del consumo; o en China en donde la merma en las exportaciones se ha sentido fuerte.

Esta dinámica ha afectado también al crecimiento en Estados Unidos. Los indicadores del sector industrial han descendido, las ventas comerciales se sostienen sobre niveles relativamente bajos y la inversión de las empresas se ha mermado por la incertidumbre. Este contexto ha hecho que la expectativa de crecimiento de utilidades de la mayoría de las empresas en bolsa sea mala para los próximos 12 meses.

La incertidumbre con relación a un crecimiento que ya de por sí es débil ha salpicado a los registros de inflación en el mundo desarrollado y éstos que vuelven a ser bajos.

En este contexto, los inversionistas comenzaron a descontar que la Fed tendría que continuar cambiando su postura, de una en donde pretendía normalizar las tasas de interés (diciembre del 2018) a una en donde volvería a bajar el nivel de los réditos para ayudar al entorno de bajo crecimiento.

En este proceso, la precaria situación en Europa y Japón ha hecho que sus propios bancos centrales regresaran a un modo de fuerte estímulo; asimismo, en China las autoridades han mantenido la aplicación de diversas medidas de impulso monetario y fiscal. Estas acciones y la expectativa de debilidad han propiciado un fuerte descenso de las tasas de interés de largo plazo incluso en Estados Unidos.

Claramente los participantes en el mercado esperan que tarde o temprano la Fed valide los niveles de tasa que tienen los bonos actualmente. Las presiones no sólo provienen de los mercados, sino del presidente Trump que ha manifestado su deseo de que la Fed baje las tasas en múltiples ocasiones.

Sin embargo, la Fed ha cambiado su postura con lentitud. Primero manifestó que actuaría con paciencia para verificar si ya no era necesario subir tasas (febrero–mayo del 2019) y ahora ha reconocido que el entorno se ha vuelto más incierto y ha declarado que estará vigilante de las condiciones y que tomará las medidas apropiadas para sostener la expansión de la economía, pero no redujo las tasas de interés.

Me parece que, en este juego de manifiestos y percepciones, lo que ha hecho la Fed es volver a plantear un momento muy favorable para el inversionista.

Si la Fed hubiese bajado la tasa, incluso de manera abrupta, la validación de lo que el mercado descuenta se vería opacado por una más intensa preocupación con relación a la situación del crecimiento. Si no hubiese dicho nada, la decepción en los mercados se haría notar vía tasas de interés mayores.

Mientras el crecimiento sea moderado pero positivo alrededor de 2% y la Fed continúe diciendo que bajaría la tasa si se necesita sostener dicho crecimiento, no hay mucho que pensar para los inversionistas: hay que apostar a las bolsas y buscar rendimiento en activos de riesgo.

Esa parece que será la tónica de los siguientes meses. Coincidimos en que hay muchos factores que pueden truncarla, pero el principal, que es el tamaño del crecimiento y el rumbo de las tasas, parecen alineados a justificar elevadas valuaciones en activos financieros una vez más.

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Lo-mejor-para-el-inversionista-20190619-0085.html

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco