¡FAANG!

Las bolsas en los Estados Unidos se acercan a completar el mayor mercado alcista de su historia. El día de ayer el índice Dow Jones marcó un máximo y cerró por encima de la marca de 22,000 puntos. Desde su mínimo de marzo del 2009, en poco más de ocho años, el indicador ha aumentado 233 por ciento.

La base mínima poscrisis y la política monetaria expansiva han dado lugar a un mercado que no reconoce valuaciones, sólo demanda activos de crecimiento que otorguen mejor rendimiento que las tasas, y vaya que lo han hecho.

¿Quiere impresionarse más? El índice Nasdaq, que incluye en su mayor parte al sector de tecnología de la información, se ha multiplicado por cuatro veces en el mismo período; es decir, registra una ganancia de casi 405 por ciento.

Concentrémonos en este año: los principales índices en Estados Unidos presentan rendimientos extraordinarios. El índice Dow Jones ha subido hasta el día de ayer 11.4%, el Standard & Poor’s, 10.6% y, por qué no, el Nasdaq lo ha hecho en 18.2 por ciento.

La desesperanza en la apuesta por sector tradicionales a raíz de los fallidos intentos del presidente Trump por concretar sus políticas de impulso, más la persistencia de tasas de interés bajas, han enfocado los ojos de los inversionistas de nuevo en las empresas de tecnología, que claramente han liderado el último rally del mercado.

Más específicamente, un grupo pequeño de emisoras ha sido responsable de una muy buena parte del alza en la Bolsa. Este grupo es conocido como el FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), al que se podría agregar también Microsoft sin problemas.

Este grupo de empresas ha demostrado ser capaz de crecer bajo un ambiente económico poco amigable con tasas de incremento en sus utilidades bastante notorias.

Todas estas empresas tienen un extraordinario desempeño en el 2017. El precio de Amazon ha subido 36%, el de Google cerca de 30%, Microsoft registra un alza de casi 20%, Facebook y Netflix se acercan a rendimientos de 50% en los siete meses que lleva el año. Ayer, después de un reporte que mostró resultados muy sólidos, Apple subió nada más 4.73% para completar un rendimiento acumulado de 36% desde enero.

La fuerza de estas alzas ha sesgado a los manejadores de fondos, que prácticamente no pueden menospreciar a este grupo de empresas.

En otras palabras, un inversionista de corte tradicional que intenta manejar activamente un portafolio seleccionando acciones al diferenciarlas por su valor o por su precio relativo, ha tenido que acumular algunas de las FAANGM para no rezagarse del mercado, convirtiéndose en un inversionista cuasipasivo o, como escuché por ahí, “un indizado de clóset”.

Nunca en la historia las cinco mayores empresas por su valor de capitalización habían pertenecido al sector de tecnología. Este grupo (Integrado por Amazon, Google —Alphabet— Apple, Facebook y Microsoft) tiene un valor cercano a los 3 millones de millones de dólares y equivale a cerca de 15% del mercado.

El sector de tecnologías representa ya 23% del índice S&P y es el sector con mayor peso.

Tradicionalmente, las empresas en este sector se han negociado con algún premio debido a la incertidumbre acerca de sus utilidades futuras. Es normal que sus múltiplos sean mayores a las de empresas de corte tradicional.

Pero hay características que hace que uno levante las cejas, como el hecho de que se comercien en promedio a valores que representan cerca de 30 veces sus utilidades, un parámetro que no se veía en otras emisoras desde 1929.

Como mencioné anteriormente, el entorno de crecimiento modesto y tasas bajas puede sostener la apuesta de la mayoría de los inversionistas sobre estas empresas que son capaces de generar crecimientos importantes. Las ganancias pueden continuar.

Pero no hay que dejar de tener en mente que ahora las emisoras que más pesan en la Bolsa son empresas con una carga fuerte de volatilidad alrededor de la expectativa de utilidades (crecimiento) futura; cualquier tropiezo, un descenso en el crecimiento o un aumento más agresivo en las tasas puede restarles valor a la misma velocidad en la que se generó.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2017/07/26/des-pa-cito

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *