Inflación (junio 2017)

Mercancías y agropecuarios presionan inflación pese a retroceso en electricidad.

Puntos Relevantes:

  • El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un incremento de 0.25% en junio, inferior a nuestra expectativa de 0.29% (mercado: 0.27%).
  • La inflación anual se ubicó en 6.31%, una aceleración respecto al 6.16% registrado en mayo y el 2.54% registrado durante el mismo periodo de 2016.
  • El aumento de los precios respondió principalmente incremento de 0.30% en el rubro subyacente.
  • El índice no subyacente presentó un incremento de 0.09%, debido a que el alza en agropecuarios compensó el descenso de energéticos.
  • Los precios que registraron mayores incidencias en el incremento mensual fueron: jitomate (16.59%), transporte aéreo (11.21%), vivienda propia (0.18%), carne de res (0.77%), restaurantes y similares (0.47%), gas doméstico LP (0.89%) y loncherías y fondas (0.37%).
  • Los precios de bienes y servicios que registraron mayores incidencias a la baja fueron: gasolina de bajo octanaje (-0.63%), limón (-22.93%), huevo (-3.19%), uva (-23.15%) y tomate verde (-10.86%).
  • Los componentes muestran una desaceleración aunque esperamos que el techo de la inflación aún está por alcanzarse. Por lo tanto, mantenemos nuestra expectativa de 6.3% al cierre del año.

Evolución reciente y estimados

Los precios se vieron presionados por el rubro subyacente. En especial, los servicios aumentaron 0.29% ante un incremento de 0.45% en el rubro de “otros servicios”, que incluye restaurantes (0.47%), loncherías y fondas (0.37%), así como transporte aéreo (11.21%) y servicios turísticos
(2.65%). Las mercancías aumentaron 0.32%, ante el incremento de 0.47% en alimentos, bebidas y tabaco y 0.19% en las mercancías no alimenticias. Cabe destacar que el rubro de mercancías no alimenticias, el más susceptible al efecto traspaso de la depreciación del peso,
presenta una desaceleración tras las presiones observadas al inicio del año.

El rubro no subyacente aumentó 0.09% ante un aumento de 0.42% en agropecuarios, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por gobierno descendieron (-) 0.12%. Las frutas y verduras aumentaron 0.70% y los pecuarios subieron 0.25%. Por otro lado, los precios de energéticos descendieron (-) 0.24% y las tarifas autorizas por gobierno aumentaron 0.09%.

Se observa una cierta normalización de los precios respecto a los promedios históricos, pese aumento de la inflación anual. Esto sugiere que el efecto traspaso por la depreciación acumulada del peso podría estar reduciéndose. Sin embargo, consideramos que la inflación aún está por tocar el techo de este año y mantenemos nuestra expectativa de inflación para el cierre de año en 6.3%. Consideramos que aún existen riesgos de que una eventual depreciación adicional del tipo de cambio genere mayores distorsiones en los precios de mercancías y servicios, así como la posibilidad de que resurjan presiones en los precios agropecuarios. No obstante, esperamos una desaceleración de la inflación tan pronto como finales del año, que se podría ver acelerada en caso de que el gobierno implemente alguna medida de control de precios, como revertir el incremento de las gasolinas que implementó en enero.

En cuanto a las consecuencias para la política monetaria, y teniendo en cuenta la información desprendida en las minutas, esperamos que la Junta se abstenga de incrementar la tasa en los próximos meses. La disipación paulatina de los choques inflacionarios y la mayor estabilidad del peso favorecen el final del ciclo restrictivo. No obstante, aún existe un importante número de riesgos con sesgo al alza para la inflación. Además, el proceso de normalización monetaria de la Reserva Federal puede retrasar una eventual reducción de tasas en México..

La información contenida en este reporte proviene de fuentes consideradas como fidedignas, sin embargo no se considera completa y su precisión no es garantía, ni representa una sugerencia para las decisiones en materia de inversión. Ni el presente documento, ni su contenido, constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones, ni pueden servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo. Cualquier opinión o estimación contenida en este reporte constituye el punto de vista de los analistas de INVEX Grupo Financiero S.A. de C.V. a la fecha de publicación y puede estar sujeta a cambios sin necesidad de previo aviso. INVEX, Grupo Financiero no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios ni de actualizar el contenido del presente documento. Este reporte es propiedad de INVEX Grupo Financiero y no puede ser reproducido o utilizado parcial o totalmente por ningún medio, ni ser distribuido, citado o divulgado sin previo consentimiento de la Dirección de Análisis de INVEX Grupo Financiero. INVEX Grupo Financiero, sus subsidiarias, empresas afiliadas, empleados o las personas relacionadas con ellas, no serán responsables de daños y perjuicios de cualquier tipo que pretendan imputarse por el uso de esta publicación. INVEX Grupo Financiero, busca tener negocios con compañías y/o valores mencionados en este reporte. Como resultado, los inversionistas deben tomar en cuenta que la compañía, pudiera tener conflictos de interés que afectan la objetividad de este reporte. Los inversionistas deben considerar este reporte como un factor individual dentro de la toma de decisiones de inversión. El inversionista que tenga acceso a este documento debe ser consciente de que los valores, instrumentos o inversiones a que el mismo se refiere pueden no ser adecuados para sus objetivos específicos de inversión, su posición financiera o su perfil de riesgo, por lo que deberá procurarse el asesoramiento específico y especializado que considere necesario. Reporte para fines meramente informativos. Información adicional disponible bajo solicitud.

Joan Domene
Subgerente | INVEX Análisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *