Las Apple’s de Forrest

Pablo de los Santos

El alcance de una empresa exitosa y una buena inversión pueden increíblemente superar a la ficción.

Forrest Gump es el protagonista de una antigua película que nos presentó a un individuo con cierto retraso mental. A pesar de dicha condición, su formidable actitud lo hizo obtener todo lo que se proponía. Sin embargo, la suerte de Gump, plasmada por sus creadores en la ficción, fue ampliamente superada en la vida real. Al menos en cuanto a inversiones se refiere.

En dicho filme, el socio de Forrest, el llamado teniente Dan, invirtió (como explica Gump) “en una especie de frutería”. Eran acciones de la compañía tecnológica Apple.

300x600_bpEl desarrollo de la película se lleva a cabo a mediados de los años setentas, ligeramente anterior al nacimiento de Apple (1976), y lejos de su oferta pública inicial (OPI) en bolsa –un anacronismo más de Hollywood–. Fue hasta el 12 de diciembre de 1980 cuando Apple (AAPL) lanzó su OPI, con una emisión de 4.6 millones de acciones y un precio de salida en 22 dólares. El valor total de mercado arrancó en mil 600 millones de dólares.

El estreno de la película en las salas cinematográficas fue en el verano de 1994. Sorpresivamente los títulos de AAPL, desde su OPI, estuvieron lejos de crear gran riqueza entre sus accionistas. La empresa tecnológica pasaba por algunos problemas y su emisora aumentó únicamente 80 por ciento en 14 años de cotización (1980-1994), sin tomar en cuenta ingresos por dividendos. Curiosamente, el teniente Dan le escribió a Forrest comentando: “El dinero es algo por lo que ya nunca tendremos que preocuparnos”.

Para los creadores del filme, la firma Apple representaba la inversión ideal para “el suertudo” de Forrest, debido a la creciente popularidad de la compañía en los años noventa, no tanto por sus rendimientos; los cuales, hasta aquella fecha, aún estaban lejos de ser espectaculares.

Sin embargo, lo que sucedió con el rendimiento de la emisora en los años posteriores al filme, fue extraordinario. La fabulosa suerte de Forrest en la pantalla fue insignificante comparada con lo que sucedió en la vida real.

Actualmente, Apple es la empresa más grande del mundo, con un estratosférico valor de mercado de 700 mil millones de dólares. Asimismo, acumula un espectacular monto de 250 mil millones en caja (36 por ciento de su valor de mercado), los cuales emplea para recomprar sus propios títulos.

El rendimiento de la emisora fue exponencial; algo así como 100 veces su valor de mercado, generado únicamente en los últimos 23 años, desde el estreno del filme en las salas cinematográficas.

La suerte del buen Forrest salió de las pantallas al mundo real, junto a todos aquellos que emularon la inteligente inversión de la compañía “Bubba Gump Shrimp Company”, y compraron Apple (AAPL) cuando presenciaron el filme en 1994.

Finalmente, el mercado no siempre es caótico; en ocasiones es tan noble como el buen Forrest.

Pablo de los Santos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *