¿Texans vs Raiders?

El tiempo pasa. Parece que fue ayer, pero no. Después de más de una década volvió un Monday Night Football. ¡No te vaya a suceder lo mismo! No dejes pasar 10 años sin haber contemplado el ahorro voluntario tan necesario para tu retiro.

En esta columna, hemos platicado de la importancia del ahorro voluntario para la jubilación y, sobre todo, del impacto negativo en tu calidad de vida en caso de no realizarlo.

En uno de los estudios más recientes, que además nos llamó mucho la atención, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomendó elevar la tasa de reemplazo de las pensiones; es decir, el monto que te toca de pensión, expresado como porcentaje del último sueldo con el que te retirarás como trabajador.

En el caso de la “generación transición”, bajo la Ley 1973 (Beneficio Definido), son aquellos trabajadores que estaban afiliados al IMSS antes del 1 de julio de 1997; para ellos, la situación es bastante generosa, pero no suficiente.

Actualmente, para este grupo de trabajadores (cumpliendo con los requisitos de 65 años, mínimo 500 semanas cotizadas, el salario base de cotización promedio de los últimos 5 años) la tasa de reemplazo, si tomamos como base el salario base de cotización (de aproximadamente 4 veces el salario mínimo) es del 56%. Es decir, hay un impacto negativo del 44% de su último sueldo, repercutiendo en su calidad de vida en esta nueva etapa.

En el caso de muchos Millennials o “generación postransición”, bajo la Ley de 1997 (Contribución Definida), son aquellos empleados formales que se afiliaron al IMSS después del 1º de julio de 1997 y tienen derecho a seleccionar su AFORE.

Dicha generación necesitará haber cotizado 1,250 semanas y tener 65 años de edad para poder tener el beneficio de la pensión y determinarla con base en los saldos acumulados de su cuenta individual que administra su AFORE. A manera de ejemplo, para este grupo de trabajadores, actualmente la tasa de reemplazo (considerando una tasa real del 3% en la cuenta individual y tomando como base el salario promedio de aproximadamente 4 veces el salario mínimo), es de tan sólo del 26% en México, la tasa de reemplazo más baja de los países de la OCDE; donde, en promedio, la tasa de reemplazo está alrededor del 55%.

En palabras más sencillas: si tú hipotéticamente ganaras $100 de salario promedio (hasta el día de hoy), mañana que estés pensionado pasarás a ganar $26 pesos (mediante una renta vitalicia o retiros programados). A esto nos referimos cuando hablamos de “impacto negativo en la calidad de vida”.

Por esto, es importante que en esta época que recibas tu tan esperado aguinaldo, deberías comprometerte con tu ahorro voluntario para la jubilación. De esta forma,  asegurarás tu futuro y podrás mantener tu calidad de vida; aún estás a tiempo de obtener importantes beneficios fiscales y excelentes rendimientos por las aportaciones que realices.

En la actualidad, existen eficientes vehículos de inversión con el fin de crear tu ahorro voluntario para la jubilación, por ejemplo: el Plan Personal de Retiro (PPR).

Recuerda siempre que Retirarse es el inicio de una nueva vida.

Si tienes dudas sobre este tema, acércate a INVEX donde encontrarás expertos en la administración, operación e implementación de Planes de Pensiones Privados Corporativos; en Planes Personales para el Retiro,  en Fondos y Cajas de Ahorro.

Jorge Eulo Beltrán Lupi es director de Ahorro y Retiro Estratégico de INVEX Banco.

Cualquier duda o comentario escríbenos a: retiroestrategico@invex.com

Jorge Eulo Beltrán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *