Algunos argumentos para el optimismo

 
El inicio del 2017 está cargado de incertidumbre y los mercados lo reflejarán.

Le voy a exponer un punto de partida para tener una percepción más optimista en el cierre del año. No piense que los problemas se han acabado, pero considere que las tendencias no son todas desfavorables y, combinadas con algunos hechos, me hacen suponer que el cierre del año será menos convulso. De todos modos el inicio del 2017 está cargado de incertidumbre y los mercados lo reflejarán.

Los mercados han descontado una mejora en el crecimiento del PIB y en las expectativas de inflación, al menos en Estados Unidos.

Donald Trump realizó un discurso moderado. El paquete de medidas de política pública que ha expuesto incluyen medidas fiscales expansivas con base en un importante gasto en infraestructura y una reducción de impuestos. Todas estas acciones significarían un estímulo importante.

Lo más interesante es que varios indicadores económicos han comenzado a mostrar mejoras en este mismo trimestre, antes de que las políticas favorables del nuevo gobierno norteamericano siquiera terminen de tomar forma. Veamos.

De acuerdo a la información oportuna reflejada en los indicadores de percepción de los gerentes de compras en la industria global (PMI, por sus sigla en inglés) la economía global registra su mejor trimestre en lo que va del año, hasta ahora.

El Índice Global de PMI que calcula JP Morgan se mantuvo en noviembre sin cambios con respecto a octubre, pero a un nivel elevado de 53.3 pts. Este comportamiento señala que por fin la actividad manufacturera global podría superar el crecimiento anual de 2.0% en este mismo trimestre.

En Estados Unidos, el indicador ISM (equivalente a los PMI) subió a un nivel de 53.2, continuando con la tendencia de mejora manifestada desde agosto.

Aunque la mejora no es impresionante, apunta a que la peor etapa del sector industrial norteamericano va quedando atrás, lo cual, hasta el momento, sigue siendo una buena noticia para México.

Asimismo, hay un mayor volumen de comercio global de acuerdo al índice Baltic-Dry, que refleja los costos de trasladar bienes básicos, así como el indicador de Morgan Stanley de Comercio Global.

Ambos han repuntado fuertemente, el primero a su nivel máximo de los últimos dos años, el segundo, con un mayor incremento en noviembre por encima de los ya positivos resultados de septiembre y octubre.

Otro indicador que llama la atención es el índice de Sorpresa Económica que elabora Citi.

Este indicador pretende captar cómo se comportan los datos publicados con relación a los estimados en las distintas regiones del mundo desarrollado y en una muestra de mercados emergentes.

En noviembre los indicadores de todas las regiones se ubican por encima de cero lo que señala que la información ha superado las expectativas en sentido positivo.

¿Y México? También hay información interesante. La producción de vehículos de México subió 7.4% en noviembre a tasa interanual, mientras que las exportaciones crecieron 9.6%, impulsadas principalmente por una mayor demanda en Estados Unidos.

Tanto las ventas comerciales como el tráfico de pasajeros en aeropuertos durante el cuarto trimestre siguen creciendo a las mismas tasas anuales que en el resto del año.

Los resultados de la Ronda 1.4 de licitación de proyectos de exploración en aguas profundas y la posterior colocación exitosa que hizo Pemex de US$5,500 millones; más el repunte reciente del precio del petróleo, generan un poco menos inquietud con relación al apremio financiero en la entidad y por ende, en el gobierno, así como en la cuenta de inversión directa de la balanza de pagos.

Pero no se pierda. Hay mucha incertidumbre aún.

La principal sigue estando situada en el desarrollo de eventos políticos: La definición de políticas públicas en Estados Unidos, las elecciones en algunos países en Europa, el proceso electoral local, etc.

En México las autoridades tienen que seguir “haciendo la tarea” para contener la inflación que repunta y para mostrar mayor solidez en las finanzas del gobierno.

De todos modos, es mejor cerrar el año y comenzar el próximo con una inercia favorable. Veremos.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2016/12/07/algunos-argumentos-optimismo

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *