¿Cuánto subirán las tasas de interés?

Analistas no esperan que la reserva federal suba sus tasas ester mes.

Por un lado, la Reserva Federal en Estados Unidos ha hecho una campaña para orientar a los participantes a esperar una acción de ese tipo a través de comentarios y declaraciones. Lo anterior ha revaluado al dólar. En México, el violento movimiento de alza del tipo de cambio hace especular (demandar en algunos casos) a los inversionistas un alza de la tasa de referencia por parte del Banco de México para contener la depreciación del peso.

Los mercados están preparados para tal evento. Las probabilidades implícitas en las cotizaciones de los futuros de la tasa de fondos federales descuentan de nuevo, con una probabilidad de 53%, que la tasa sea mayor entre junio y julio. La tasa del bono del tesoro a 2 años ha subido cerca de 20 puntos base en menos de un mes. En México, el diferencial de tasas entre el bono de 10 años y el de 3 años se encuentra en niveles alrededor de 80 puntos base; esto es casi 25 puntos base por debajo del promedio de los últimos 12 meses, lo que implica un augurio de aumentos en las tasas de plazos cortos.

La curva de plazos largos en México ha observado un ajuste más que proporcional ante la posibilidad de que Banxico no sólo se mueva en sincronía con la Fed, sino que pudiese ajustar las tasas discrecionalmente, como lo hizo en febrero.

Parece que es inminente que tendremos tasas mayores en el verano, pero ¿qué tanto más altas? A nuestro juicio no mucho. Le explicamos por qué:

Primero, la Reserva Federal seguramente seguirá manteniendo un patrón gradual de ajustes. Eso quiere decir que después de ajustar las tasas entre junio y julio (si es que lo hace) se detendrá de nuevo a observar el comportamiento de la economía y el impacto en los mercados de tal medida. Si Banxico es fiel a su sentencia de ajustar cuando cambie la postura de la Reserva Federal, entonces posiblemente estemos hablando de un movimiento marginal, tal vez de un cuarto de punto.

En segundo lugar, están los factores locales. El principal es el movimiento acelerado del tipo de cambio. En este caso hay múltiples eventos que pueden dislocar de nuevo a los mercados y enviarlos a una espiral de aversión al riesgo (Brexit, Fed, Trump, Grecia, Brasil, China, Petróleo, etc.); hace bien el Banco de México en afirmar que espera que la economía enfrente un entorno externo todavía adverso. Si la percepción de riesgo se intensifica o, dicho coloquialmente, si los inversionistas se espantan más de lo debido, es probable que el peso sea de nuevo blanco de ataques especulativos. Si es necesaria una intervención, podría ser hasta de medio punto porcentual.

En el caso de los factores locales hay también atenuantes. Uno es el comportamiento regular del crecimiento. Si bien la economía ha sido afectada por el estancamiento de la producción industrial norteamericana, el consumo interno ha mostrado un desempeño favorable que podría persistir en los siguientes trimestres, dando lugar a una actividad económica con crecimiento positivo aunque modesto. Tal cosa es de presumir en el entorno actual.

Otro es la resistencia de la inflación en niveles inferiores al objetivo del banco central; en los últimos 12 meses, hasta la primera quincena de mayo, la inflación es de 2.53%, por debajo incluso del dato registrado en abril. La escasa amenaza, por el momento, de un rebote inflacionario puede hacer que las labores de contención sean menos arduas.

Por ahora, la Fed amaga y el tipo de cambio ha subido con fuerza. Es muy probable un aumento de tasas. El mercado de dinero ya lo ha incorporado en los precios de los bonos y no parece que vayamos a tener un crack de bonos. Esperamos que la sacudida no será tan brusca como en enero; no obstante, si ya sabe la dirección hacia dónde van los réditos, debe ser consciente de que no habrá ganancias como las que hubo entre febrero y abril, y que en mayo va a tener resultados pobres en sus posiciones en renta fija.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en versión impresa y online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2016/05/25/cuanto-subiran-las-tasas-interes

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *