¿Es posible establecer el tipo de cambio del dólar a futuro?

iStock_000066080551_BAJA

Muchas veces nos preguntamos en dónde estará el tipo de cambio a finales de año, o en alguna fecha que nos interese. Frecuentemente, tengo la oportunidad de escuchar a diferentes analistas y todos realizan sus pronósticos, siempre bien fundamentados, explicando por qué el tipo de cambio peso-dólar se puede ir para arriba o para abajo.

A pesar de esto, lo cierto es que nadie nos puede decir con certeza en qué nivel se encontrará el tipo de cambio al cierre de año. Por otra parte, lo que sí es conocido es el tipo de cambio al cual las instituciones financieras están dispuestas a realizar operaciones de compra-venta de dólares, ya sea a una o a varias fechas futuras. Este tipo de cotizaciones se pueden realizar gracias a la existencia de instrumentos financieros, conocidos como “derivados”, los cuales pueden ser una herramienta muy precisa para realizar coberturas de tipo de cambio e incluso tasas de interés, capitales y materias primas.

En México, es común que al escuchar el término “derivados”, nos imaginamos los problemas en los que se metieron algunas compañías en los años 2008-2009; pero lo cierto es que fue debido a que usaron los derivados con fines de especulación y no de cobertura.

Entre abril de 2014 y abril de 2016, hemos visto a la cotización peso-dólar acumular una devaluación de alrededor del 25%. Razón por la cual varias empresas han presentado pérdidas por paridad cambiaria. Incluso vimos que el peso en febrero de este año llegó a operar por arriba de los 19.00 USD/MXN, algo que hace dos años con el tipo de cambio a 13.00 USD/MXN sonaba muy poco probable.

Como hemos dicho, nadie está seguro de donde va a estar el peso en unos meses, ni siquiera en unos días. No obstante a ello, una empresa si puede asegurar un tipo de cambio especifico a cierta fecha, lo cual le permitirá conocer desde hoy el tipo de cambio al cual pagará sus compromisos en una divisa extranjera mediante la contratación de un derivado. A esta función la conocemos como cobertura cambiara y es utilizada en muchas partes del mundo incluyendo México. Al año se operan alrededor del mundo miles de millones de dólares en instrumentos financieros derivados.

Mediante el uso de las coberturas cambiarias se pueden presupuestar mejor los costos y los ingresos, e incluso se puede asegurar el margen de la operación, lo cual es de suma utilidad cuando la volatilidad de la divisa y la incertidumbre económica van en aumento.

Entre los usos de los derivados se encuentra el asegurar el tipo de cambio para el pago a proveedores en el extranjero, la cobertura de un préstamo en otra divisa, pagos de rentas en dólares, entre muchos otros.

Además de las coberturas de tipo de cambio, también se puede hacer cobertura de tasa de interés, de capitales y de materias primas, que afecten en los resultados de las empresas. Un buen ejemplo de derivados sobre materias primas es la cobertura que tiene el Gobierno Federal para la venta del petróleo a USD $49.00 por barril por 212 millones de barriles en 2016. Lo cual le asegura el poder tener un precio mínimo de venta.

Recuerda siempre que una cobertura con derivados puede ser un excelente instrumento para mitigar el riesgo al estar expuestos a otras divisas, tasas de interés, acciones o materias primas.

Si tienes dudas sobre este tema, acércate a INVEX dónde encontrarás ex­pertos en soluciones personales y empresariales para servicios de Cambios y Derivados.

Cualquier duda o comentario escríbenos a: cambios@invex.com o derivados@invex.com

Roberto Nava
Director, Cambios y Derivados
Ingeniero en Computación por el Instituto Tecnológico Autónomo de México. Cuenta con una Maestría en Administración también por parte del ITAM. Con 20 años de experiencia trabajando en diferentes bancos en las áreas de mercados financieros, en particular en la operación de compraventa de Divisas y de Derivados. Ha asesorado a múltiples empresas en como mitigar sus riesgos financieros. En los últimos 4 años se ha desempeñado como Director de Cambios y Derivados en INVEX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *