De los Baby Boomers a los Millennials

Mature Couple Riding Motor Scooter Along Country Road

Es sorprendente lo rápido que aprendemos, cuando queremos. Los cambios generados últimamente por la población Millennial (nacida entre 1986 y el inicio de los 90´s), en cuanto al ahorro para el retiro laboral, ya se perciben en Estados Unidos; y, es que esta generación tiene muy claro que el retiro laboral que le tocará vivir no tendrá nada que ver con el que vivieron sus abuelos o el que viven sus padres en estos momentos. Saben que los grandes beneficios derivados de la seguridad social ya no serán los mismos y que los planes de pensiones privados (los de las empresas en donde laboran) serán cada día más escasos. Dicha escasez se originará tanto por la falta de fondeo como por la gran movilidad laboral que los caracteriza, misma que no les permitirá generar antigüedad laboral.

En un reciente artículo publicado en Estados Unidos, se destacó que los Millennials norteamericanos, en promedio, empezaron a ahorrar para su retiro a los 22 años, mientras que los Baby Boomers (nacidos entre 1950 y 1968) lo hicieron a los 35 y la Generación X (nacidos entre 1969 y 1985) a los 27 años.

Pero, ¿qué pasa en México?

Aquí, no estaremos exentos de vivir situaciones similares a las que viven nuestros vecinos del norte. Aquí, el retiro laboral por venir no tendrá tampoco nada que ver con lo que aún vemos hoy en día, con pensiones pagadas por el Seguro Social o el ISSSTE y la existencia de planes de pensiones privados corporativos.

Mientras, seguimos sin meditar en la problemática que representa la ausencia de este tipo de apoyos económicos para los adultos en su etapa de retiro laboral.

Entonces, ¿qué pasaría si todas tus esperanzas financieras se fincaran en la existencia del pago de una pensión mensual por parte del Seguro Social? En el tema del retiro laboral, estoy convencido de la importancia de crear un patrimonio lo más grande y eficiente que se pueda, ya que, frecuentemente, tendemos a sobrevalorar nuestros esfuerzos para el ahorro y a subestimar nuestras necesidades futuras.

En México, estamos a tan sólo 35 años de que seamos más de 36 millones de adultos mayores. Para esta fecha y en esta precisa etapa de la vida, todos seremos demandantes de recursos de cualquier tipo. Esta constatación nos lleva a preguntarnos: ¿No sería mejor el poder contar con una independencia financiera forjada por uno mismo?

Recuerda siempre que retirarse es el inicio de una nueva vida.
Si tienes dudas sobre este tema, acércate a INVEX dónde encontrarás expertos en la administración, operación e implementación de Planes de Pensiones Privados Corporativos; en Planes Personales para el Retiro, y en Fondos y Cajas de Ahorro.

Moisés Pérez Peñaloza
Especialista en retiro estratégico
Moisés Pérez Peñaloza on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *