Una prueba más solida del escaso crecimiento futuro

La compra de SABMiller le permitirá a AB InBev llegar a nuevos mercados.

La compra de SABMiller le permitirá a AB InBev llegar a nuevos mercados.

Los participantes en los mercados llevamos meses, más bien años, tratando de entender la dinámica de crecimiento después de la crisis. Hoy en día vemos moderación y muchas correcciones a la baja en los estimados que hacen las instituciones sobre el crecimiento global en el próximo año.

Los participantes en los mercados llevamos meses, más bien años, tratando de entender la dinámica de crecimiento después de la crisis. hoy en día vemos moderación y muchas correcciones a la baja en los estimados que hacen las instituciones sobre el crecimiento global en el próximo año

Muchos ven con poca confianza a dichos estimados; al final de cuentas en una buena parte han resultado equivocados. Ahora parecen ser pesimistas.

Pero muy lejos de las computadoras de los analistas, y más cerca de la realidad, las estrategias de las propias empresas describen mucho sobre la estructura actual de los mercados y muy en especial sobre el futuro del crecimiento. La prueba más sólida, a nuestro juicio, es el reciente acuerdo para la cuarta mayor operación de adquisición de la historia. Nos referimos a la compra acordada de la cervecera SABMiller por parte del conglomerado brasileño AB InBev por la cifra de $104,200 millones de dólares.

Si usted leyó las noticias, habrá visto que ambas compañías se enfrascaron en un estira y afloja con relación al precio final durante el último mes. Al final parece que el precio final era un detalle que no iba a truncar la operación si reconocemos que AB InBev modificó el precio ofrecido inicial de 38 libras esterlinas por acción a uno de 44.

Si vemos la transacción desde el punto de vista de los múltiplos; es decir del valor relativo con relación al negocio, el múltiplo EV/EBITDA que no es más que el valor de la empresa (capital menos la deuda neta) dividido entre el flujo efectivo que genera fue de 16.1 veces, un nivel relativamente caro.

¿Qué motiva esta ambiciosa decisión? Aparentemente, según los análisis de especialistas en el sector, la compra resolvería los problemas que tiene AB InBev de crecimiento en sus ventas. Las ventas de la compañía están recargadas principalmente en Estados Unidos y Brasil, donde los volúmenes han caído en el último año en casi 4 por ciento. Las estimaciones de la misma compañía no contienen expectativas de que dichos mercados presenten una recuperación en el futuro. La compra de SABMiller, que tiene dominancia en África, le permitirá diversificar sus operaciones a una zona de mayor crecimiento. Además, será posible también diversificar parcialmente el negocio hacia el de bebidas gaseosas, ya que SABMiller cuenta con embotelladoras de productos de Coca-Cola en 25 mercados entre América Latina y África.

Si la perspectiva de crecimiento fuese buena y las posibilidades de tener un crecimiento orgánico representaran auténticos incrementos en los ingresos de la compañía, sonaría difícil que hubiese tal determinación para crear esta gran fusión.

Otro factor que ayuda mucho es el bajo costo del dinero. Nunca en la historia resulta tan barato fondear este tipo de transacciones. Después de la crisis del 2009, cuando los bancos centrales, principalmente la FED norteamericana, decidieron reducir al mínimo las tasas de interés, desataron este tipo de operaciones. Para nadie es algo oculto que en la mayoría de las empresas el valor de las acciones aumentó por la recompra hecha por las mismas compañías o por comprar al vecino a precios relativamente altos.

Usted está en todo su derecho de no creer a las estimaciones económicas de los analistas. Pero en el mundo real aquí hay dos grupos de empresarios de orden global que tomaron una decisión audaz basados en la expectativa de que el crecimiento en el mundo desarrollado seguirá siendo pobre y que las tasas de interés seguirán siendo relativamente bajas por mucho tiempo; si no fuera así, la operación simplemente carecería de sentido.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en su versión online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2015/10/14/prueba-mas-solida-escaso-crecimiento-futuro

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *