Especulación resucitada

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Banco Central Europeo tiene posturas muy radicales en cuanto a su política monetaria.

El Comité de Mercado Abierto de Estados Unidos le aplicó un soplo a las cenizas de la expectativa de un alza pronta de tasas y revivió las flamas de la especulación en los mercados en el mundo. El día después del comunicado, se ajustaron las bolsas, se elevaron las tasas a plazos medianos y las monedas emergentes se debilitaron frente al dólar.

El comité decidió mantener la tasa de referencia en 0.25%, en línea con lo esperado, y mantuvo sin cambios sustanciales la guía de expectativas del comunicado. Se reconoció la menor creación de empleos, pero se mantiene la reducción en la holgura del mercado laboral; sin embargo, se eliminó del documento la mención sobre el posible lastre de los acontecimientos internacionales sobre la actividad económica y la inflación.

Pero bastó un ligero cambio semántico: en lugar de la oración “para determinar por cuánto tiempo mantener este rango (de 0 a 0.25%)…”, del comunicado de septiembre, ahora se escribió: “Para determinar si será apropiado elevar el rango en su siguiente reunión…”. Los inversionistas deducen que hay una clara alusión a que en la siguiente reunión en diciembre se buscarían las condiciones para justificar un cambio al alza en las tasas de interés de referencia.

Al parecer, noviembre será un mes con mayor nerviosismo simplemente por la posibilidad de que la Fed se mueva. No hay certeza. Ya hemos mencionado que la comunicación es una herramienta de política monetaria que cada vez ha cobrado más relevancia. Simplemente, al día de hoy es más posible que iniciemos el año con una tasa de referencia a un día ligeramente mayor en Estados Unidos.

¿Cambiará mucho la perspectiva para el 2016 si tal evento finalmente sucede? Difícilmente en el rumbo de las economías. Es muy probable que el crecimiento continúe siendo modesto en América del Norte y en otras regiones. Tampoco la decisión del FED evitará que por varios meses más sigan existiendo condiciones de inflación sumamente bajas.

Donde sí puede haber cambios importantes es en la trayectoria de los mercados y en las variables financieras. Después de escuchar las posturas, todavía muy radicales del Banco Central Europeo (BCE) y de observar cómo las autoridades de China han reducido velozmente las tasas de interés en dicho país, no sería sorpresivo que tuviésemos un nuevo episodio de revaluación del dólar contra la mayoría de las monedas en el mundo. Eso significa presión para los precios de las materias primas y nuevos días aciagos para muchos países emergentes.

De igual modo, la especulación sobre una variación al alza del justificante mayor de las elevadas valuaciones en bolsa (las bajas tasas de interés) generaría afectación en el rumbo de los mercados de capitales. Podríamos cerrar el año con una corrección en los precios de las acciones después de la recuperación que observamos ahora.

También volveríamos a ver a los mercados de deuda presionados. Tanto los bonos de buena calificación y sobre todo los de alto rendimiento verán ampliar sus márgenes contra las tasas libres de riesgo.

Si los inversionistas visualizan todo lo anterior como una condición permanente durante el 2016, entonces podría haber episodios más violentos de ajustes en los precios de muchos activos. En resumen, la FED ha resucitado la especulación con relación a sus acciones y por ello ha vuelto a elevarse la volatilidad. Ya lo habíamos mencionado en alguna participación anterior: faltan muchas cosas por suceder, ya las estamos presenciando algunas.

En lo personal, creo que la amenaza volverá a ser temporal y que los movimientos en los mercados no serán excesivos. Ya veremos.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en su versión online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2015/10/28/especulacion-resucitada

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *