La credibilidad de los estímulos

Existe una fuerte expectativa sobre el anuncio de la FED la próxima semana.

Existe una fuerte expectativa sobre el anuncio de la FED la próxima semana.

La gran cuestión entre los inversionistas globales es si la permanencia de estímulos monetarios extraordinarios terminará siendo efectiva para lograr una situación de mejor crecimiento. En estos momentos, y después de siete años, más la decepción del verano, muchos son escépticos al respecto. Por ello los mercados financieros no encuentran un apoyo sólido.

Desde la semana pasada las autoridades monetarias en el mundo se han dado a la tarea de confirmar que sus políticas de estímulo van para largo. El Banco Central Europeo, en su reunión mensual, presentó un discurso en donde el principal foco siguen siendo la preocupación por la debilidad en la zona y la amenaza de una situación de deflación debida a la reciente baja de los precios de los bienes básicos como el petróleo, el cobre y demás.

Las autoridades en China llevan tres meses aplicando medidas de reducción de tasas de interés, liberalización de encajes legales a los bancos e intervenciones en los mercados para estimular a una economía que crece cada vez menos y que preocupa seriamente, no sólo al interior del país sino al mundo entero. El martes, el ministerio de finanzas mencionó en su sitio de Internet que procedería a aplicar “una política más fuerte y proactiva de estímulos fiscales”

El gobierno de Japón, en medio del intento por ratificarse, propuso reducir la tasa de Impuesto Sobre la Renta, último eslabón en la cadena de agresivas medidas de estímulo que comenzaron hace un par de años y a cuyo conjunto se le conoce como Abenomics, en un juego de palabras que indica al primer ministro Shinzo Abe como su principal impulsor.

La Bolsa de Japón subió 7.7 por ciento. La Bolsa de China en consecuencia aumentó cerca de 3 por ciento y sus pares europeos y estadounidenses iniciaron el día con un alza relevante, en algunos casos superior al 2 por ciento. No cabe duda que también colaboraron a este repunte los comentarios del economista en jefe del Banco Mundial, llamando a la Reserva Federal (FED) a mantener las tasas sin cambios para prevenir el incremento de pánico y la turbulencia en los mercados. Estas declaraciones, sumadas a las del FMI, están dirigidas a las dos principales instituciones de la posguerra, creadas para evitar crisis financieras, sugiriendo a la FED llevar las cosas con calma.

Sin embargo, en los mercados de Estados Unidos los rendimientos iniciales se borraron a media jornada al confirmarse datos muy robustos en el empleo en una encuesta sobre creación y rotación de empleos, en la cual se observaron fuertes mejoras contra el mes de junio.

Puede que los inversionistas no deseen un aumento de tasas que mantendría la volatilidad en niveles altos hacia el cierre del trimestre y quizás por varios meses más, pero la mayoría duda de la FED, ya que el objetivo de empleo parece cumplirse y las expectativas de inflación se dirigen hacia una convergencia al objetivo de 2% en el mediano plazo. Con cifras de crecimiento en los Estados Unidos que son satisfactorias, la pregunta termina siendo: ¿Qué tanto le preocupa a los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto de la FED la volatilidad de los mercados? Muchos temen que poco.

La semana que viene veremos resolverse el enigma relacionado al incremento de tasas. Ya hemos escrito en varios artículos previos que lo que parece cierto es que será el ciclo restrictivo más lento de la historia. La FED no va a hacer aumentos sucesivos y la tasa de interés tardará mucho en llegar a su nuevo nivel normal, mismo que tampoco será muy elevado.

A los inversionistas les importa mucho la dirección de los grandes virajes. Posiblemente estemos en el inicio de uno que será muy lento y en el que el escepticismo con relación a si estas políticas funcionan para echar a andar las economías seguirá presente. Tal vez después del famoso incremento, los participantes en los mercados se den cuenta de que no hay crecimientos más acelerados ni inflación por delante; por ello tampoco veríamos correcciones violentas en los mercados.

Cualquier pregunta o comentario puede ser enviado al correo:

perspectivas@invex.com

Esta columna se publica semanalmente en el periódico El Economista, en su versión online.

http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2015/09/09/credibilidad-estimulos

Rodolfo Campuzano
Director de Estrategia y Gestión de Portafolios | INVEX Banco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *